The truth for a man, it´s what makes him a man.

La firma alemana Montblanc se caracteriza por la calidad de sus artículos de escritura, fue por el 1992 cuando empezó la serie de escritores, siendo, hoy en día, una de las colecciones más populares y con mayor número de seguidores, desde su popular comienzo con la Hemingway.

En este año 2017, la nueva edición limitada de Montblanc de los escritores le corresponde al piloto y poeta Antoine de Saint-Exupéry que fue el autor de uno de las novelas más importante del género literario como es El Principito. Siempre nos vendrá a la mente el dibujo de la boa que se comía al elefante y el principito vestido con un gabán y un sable en la mano en su mundo rodeado de estrellas.

Montblanc quiere transmitir con las ediciones de los escritores, a través de cada estilográfica, roller o bolígrafo, la expresión individual de las grandes novelas y cuentos de la literatura, que marcaron épocas y tendencias culturales. Por ello, selecciona a estos escritores que han marcado un antes y después.

La colección de escritores de Montblanc desde hace unos años cuenta con dos versiones de estilográficas, este año, está la serie limitada de 9800 piezas y la otra de 1931 piezas, por lo que conlleva una limitación superior. La diferencia de ambas, está en los acabados y detalles de la estilográfica, además del precio por ser una estilográfica con mayor limitación.

Antoine de Saint-Exupéry nació en Lyon en 1900 en una familia acomodada, aunque más tarde su situación cambiaría. Tuvo un hermano y tres hermanas, su padre era conde, Jean de Saint-Exupéry. Cuando su hermano falleció, Antoine le acompañó en su lecho de muerte. Era tal el sentimiento que tuvo de aquello que fue plasmado en el final de “El Principito”. A los 12 años, Antoine de Sain-Exupery descubrió su fascinación por volar, cosa que le acompañaría a lo largo de su vida. Finalmente, a pesar de ser rechazado en la Escuela naval, en Estrasburgo en 1921, cumpliendo el servicio militar, fue cuando se hizo piloto.

A través de amistades con aviadores conocidos de la época y héroes nacionales franceses, terminaría trabajando en Air France, con los que sobrevoló casi todos los continentes como Europa, África, América del Sur, medio Oriente y el Océano Atlántico, con toda esta experiencia y la inquietud por conocer el mundo en avión, le quiso dar un toque literario y escribir sobre ello todos estos fascinantes momentos que vivió durante toda esa época, así realizó tantas novelas e historias con lo que le otorgaron muchos premios y reconocido como escritor contemporáneo.

Saint-Exupéry solía volar la ruta Touluse – Dakar, una de las hazañas más importantes que realizó fue la de negociar con fuerzas marroquíes que tenía preso a aviadores. Después vivió en Argentina, donde conocería a su esposa y donde se convirtió en director de una aerolínea postal, dado que su cometido era encontrar nuevas rutas aéreas a través de América del Sur.

Tras instalarse en Argentina, fue en 1931 cuando se consagra en la escritura, haciendo diversos reportajes, incluido uno de España, previo al inicio de la Guerra Civil. Un dato importante es que también realizó reflexiones sobre el humanismo, donde fue recogida en Tierra de Hombres (inspirándose en el accidente famoso que tuvo en la zona del Sahara), este episodio también aparece como punto de partida en El Principito. También destacamos otra novela famosa como es la de “Vuelo Nocturno” (donde plasmó su experiencia como piloto y director de la aerolínea argentina),

Aún así, no dejó de volar, como piloto de pruebas, también como piloto de escuadrilla de reconocimiento aéreo, consideradas como misiones suicidas. En una de las misiones de reconocimiento de Saint-Exupéry desapareció de los radares, derribado por uno de los caza alemanes.

La edición limitada de Saint-Exupéry estándar presenta un diseño y forma inspirado en el icónico avión Caudron Simoun y su famosa novela “Vuelo Nocturno”. En los grabados del depósito y el capuchón, se ve el cielo como lo veía Saint-Exupéry el 1 de Noviembre de 1929 a las 23:00. Los detalles se inspiran en la cabina de su avión. La posición geográfica de las ciudades importantes de la vida de Saint-Exupéry están grabadas en la contera y el plumín que recuerda su obra más conocida, “El Principito”. En la versión del bolígrafo y roller, tenemos todos los detalles excepto el de la estrella del plumín.

montblanc

En la otra versión de Saint-Exupéry que es de 1931 piezas, curiosamente han hecho esa cantidad porque es el año en que lanzó su novela “Vuelo nocturno” que le lanzó a la fama. Esta estilográfica tan especial está fabricada en latón look vintage, con una capa de paladio y negro. En el capuchón viene grabado el autorretrato de Saint Exupéry y con un emblema con efecto luminiscente en laca que refleja la cabina de a bordo del avión. El plumín también tiene grabado la estrella del principito y el plumín recubierto de rutenio.

montblanc