Namiki. El nacimiento de una leyenda.

Empecemos centrándonos en como surgió la marca, después del gran trabajo artesanal de las estilográficas que realizan y como surgió la laca utilizada en dichos artículos de la firma japonesa Namiki.
En aquella época, en los años 20 del siglo pasado, lo más normal era utilizar un material llamado “ebonita” (combinación de azufre y de caucho), más tarde se demostraría que tendría una tolerancia hacia la tinta de estilográfica, con lo consiguiente pérdida del color.

Tras lo sucedido, hicieron hincapié en darle una solución superior y darle un acabado más atractivo, utilizaron la laca urushi japonesa y la técnica Maki-e con el fundador al frente Ryosuke Namiki. La introducción de la laca urushi, con el pionero Shisui Rokkaku y más tarde su alumno Gonroku Matsuda con Maki-e, una combinación entre ambos dieron la terminación a la estilográficas Maki-e.

Namiki (1880-1954) fundó Namiki Manufacturating Co. en 1918. Cursó en la Academia Naval japonesa y luego como profesor, donde empezó a interesarse por la estilográficas y por hacer un “reto”, y terminar siendo mundialmente conocido por su técnica, en ese tiempo patentó una variación del sistema de relleno de estilográfica y a realizar plumines.
Inicialmente el logotipo de Namiki era la imagen de un salvavidas que contenía la letra N, curiosamente un objeto relacionado con los barcos, al igual que Sailor, más tarde aproximadamente en el 38 cambió a la letra P, debido a que la empresa cambió el nombre a Pilot Pen Co. No fue hasta finales de 1970, cuando recuperó el nombre de original de Namiki para sus estilográficas.

Los fundadores Ryosuke Namiki y Masao Wada en 1925 con varios diseños, embarcaron un viaje a Europa para promover su trabajo y creación de sus estilográficas. No fue hasta 1930 donde tomaron un importante valor en los mercados Occidentales gracias a Alfred Dunhill (muchos los conocerán por sus encendedores o artículos de fumador), con el cuál llegaron a un acuerdo comercial para la distribución y comercialización de las estilográficas Namiki.
El nombre por aquel entonces que les dieron fue de Dunhill-Namiki, aunque la empresa se seguiría llamando Namiki Co. Ltd. Debido a su gran alto valor aparecieron falsificaciones y vendiéndose como originales, hay que tener un profundo conocimiento de estos instrumentos de escritura, ya que tiene unas características que les distingue.
Clasificaron las estilográficas en cinco clases, a la clase superior cuyas técnicas eran más elaboradas y, además, la utilización de los polvos de oro, y bajando de clase hasta las de menor complicación. Aproximadamente, quedan unas 1800 estilográficas supervivientes de aquellos años, donde los diseños de Dunhill-Namiki eran bastantes diferentes a como la actualidad.

Destacamos que muchas de las Namiki producidas no tienen el plumín oro porque el gobierno japonés prohibió totalmente el uso comercial del oro, por lo tanto se vieron obligados a sustituir los plumines de oro por el dorado, hasta que en 1950 sustituyeron todos esos plumines por el de oro. Nos preguntaremos ¿como podemos diferenciar un plumín original del sustituto? Pues bien, la marca registrada Industrial Japaneses Standard (IJS), certifica que el plumín es fabricado después de esa fecha, indicando si el producto es original. Usualmente los plumines Namiki y Pilot tienen inscrito la fecha de producción, que se encuentran en el plumín entra en la sección o incluso dentro de la misma. Está inscrito un número de tres o cuatro dígitos, a veces precedido por una letra. Un dato curioso que facilitamos es que si el plumín está inscrito 1132 indica una sustitución realizado en 1932 y mientras que el 0607 indica que se hizo en 2007.

Otra de las características de la cuál podemos reconocer en una estilográfica Dunhill-Namiki es el sistema de llenado, el sistema de émbolo fabricado por Namiki eran exactamente iguales unos de otros, completamente lisos, mientras que el no original tiene una forma acanalada.

Actualmente, el procedimiento de una estilográfica Namiki sigue siendo igual a como empezaron. La composición de la estilográfica empieza por la famosa laca urushi. La estilográfica la realizan en resina, para luego aplicarle dicha laca, la laca tiene que estar húmeda y, con un pincel dándole capa tras capa, mientras más capas de laca urushi tenga la estilográfica, más se encarecerá. Por ejemplo, una estilográfica de gama alta posee hasta 25-30 capas de laca urushi.

Cuando terminan con las capas de laca y secada, con unas gamuzas van sacándole brillo y aplicándole la técnica Maki-e. Después, con un buril , es un punzón cuadrado de punta plana, como un formón, van rascando parte del cuerpo de la estilográfica y le van haciendo hendiduras finitas poco profunda para dar a la imagen el relieve necesario. Los dibujos realizados sobre la laca, son dibujos superpuestos, donde van echando lacas de color, este procedimiento es bastante laborioso porque el maestro debe anticiparse antes del trabajo.

Hemos de decir que las estilográficas de gama alta vienen acompañadas en la estilográfica la firma del maestro, todas vienen con su firma, sin excepción alguna. Cada una de las estilográficas es realizada por un maestro que tiene consigo un discípulo, es más, en caso de reparar la estilográfica, solamente puede reparar la estilográfica el maestro que haya realizado dicha estilográfica. Muchos os preguntaréis, ¿por qué hay un discípulo? , pues bien, es a quién le enseña la técnica, el proceso de todo para que continúe realizando toda la elaboración de la estilográfica, y en caso de su fallecimiento, él pueda continuar utilizando la misma técnica o reparación de su maestro.

Laca urushi

Únicamente podemos encontrar esta laca en la Asia Oriental que se utiliza la resina extraída de la savia del árbol Rhusvernicifera, también conocido como árbol urushi. Este árbol sólo crece en las zonas costeras de China, Corea y de Japón. Utilizan esta laca debido a su exquisitez y minuciosidad que presenta.
La extracción de la savia mayormente es realizada en verano, ya que brota entre Abril y Mayo, floreciendo entre Mayo y Junio, este último mes es primordial, es decir, es cuando empieza a sangrar el árbol con la que obtienen su sabia. La sabia es recogida en el siguiente mes y sólo en los árboles que hayan alcanzado mínimamente díez centímetros de grosor y tengan más de diez años.
Una vez realizada la extracción, la savia es sometida a un proceso de purificación, añadiéndosele productos deshidratantes y tintes.
Cuando el proceso haya finalizado, la laca urushi es mezclada normalmente con pigmentos rojos o negros, debido a que el color urushi suele ser claro y transparente. Principalmente las estilográficas Namiki la base es en color negro, hay muy pocas en color roja ya que una de la más difíciles de conseguir.

¿Qué significa la firma del maestro?

Al terminar todo el trabajo que conlleva realizar esta estilográfica, el maestro realiza una firma completa que lo relaciona con el gremio al que pertenece, seguido de su firma, seguido del emblema rojo personal (diseño especial que un autor japonés utiliza como firma), y grabado con un sello.

En el pasado, los maki-shi formaban un gremio, donde los artistas trabajaban bajo el mando del maestro, realizando diseños, y los discípulos solamente preparaban la superficie de la estilográfica, para su posterior decoración. A pesar de haber grandes artesanos que fabricaban obras de arte, no tenía el poder de la firma, sólo podían firmar sus obras los maestros que los promovía un discípulo a un miembro del gremio. Los miembros del gremio se dividían dos, seniors y juniors, este último sólo podía firmar con el nombre del gremio y los seniors podían firmar con su nombre junto con la del gremio.

Actualmente, los principales nombres a tener en cuenta como mejores maestros son sin duda, Sonruko Matsuda (mejor maestro), Seisho y Ritsuzan (principales artistas de laca de Namiki).A día de hoy, sólo hay una estilográfica identificada por Matsuda.

La estilográfica Namiki

Los dibujos creados por los maestros no son a mera imaginación, todos tienen un significado como por ejemplo; los peces dorados y las flores son uno de los motivos más comunes, algunos diseños cuentan historias, tradiciones o leyendas japonesas.
Cada estilográfica tiene el plumín de oro, bien puede ser de 14 quilates para la gama baja o 18 quilates para la gama alta.
El sistema de carga que presentan las estilográficas Namiki, dependiendo de la gama que elijamos, nos podemos encontrar los dos sistemas de carga tradicional como son el cartucho o el convertidor, mientras que las gamas más alta sólo son de émbolo, en estas piezas, además de ser obras de arte y la fabricación puede llegar a tardar 6 meses por el trabajo que conlleva, es imposible distinguir la línea que separa el émbolo del cuerpo de la estilográfica. Está milimétricamente realizado que para el ojo humano es imposible distinguir.
Además del alto valor que poseen dichas piezas y el trabajo realizado, también las estilográficas son bastantes más grandes.